Cómo Evitar El Síndrome del Perro Pequeño

Sigue estos consejos para corregir y evitar el mal comportamiento de tu pequeñín
El Síndrome del Perro Pequeño (en adelante SPP) ocurre muy frecuentemente. Además de ser molesto, el SPP también es peligroso para las personas y otros animales a su alrededor. Por un lado, el SPP puede resultar en alguna demanda por algún ataque. Por otro, puede dejarte alguna cicatriz horrorosa en la cara. Todos conocemos a un perro pequeño que es berrinchudo y enojón, por desgracia, es un problema que por ser “pequeño” es aceptado o ignorado.
Si tu perrito le ladra incontrolablemente a tus visitas, se muestra agresivo con extraños, no obedece órdenes y hasta en ocasiones te muerde, tienes que leer esta lista de recomendaciones y consejos que preparamos para ti.
 ¿POR QUÉ ACTÚA DIFERENTE QUE MI (OTRO) PERRO MÁS GRANDE?
El problema se encuentra justamente en la raíz de esa pregunta, siempre buscamos culpar al perro, cuando 99.99% de las veces el problema ha sido ocasionado por sus dueños. Si un perro grande salta sobre un humano para saludarlo, todos podemos estar de acuerdo de que está mal y debe ser corregido. Al tratarse de un perro grande, el problema es muy obvio y de inmediato el dueño busca la forma de corregirlo. Como mínimo lo pondrán en otra habitación cuando hay invitados en la casa. Ahora imagínate que se trata de un Chihuahua de menos de 2 kilos que salta y salta sobre tus invitados, que simplemente lo miran con ternura y dicen “¡Ay, le caigo bien al perro!”.

¿QUÉ DEBO HACER PARA EVITARLO/CORREGIRLO?

Un perro bien socializado y disciplinado es feliz, además, trae felicidad a su dueño en lugar de estrés y preocupaciones. Por favor, si tienes algún problema con tu perrito, te rogamos seguir estos consejos para educarlo. El será el primero en agradecértelo.

1.TRATA A TU PERRO COMO UN PERRO

Como cualquier dueño, tu debes ser el líder de su manada, no su “mami”, “papi” o su compañero de juegos”. No es malo consentir a tu perro, sin embargo es necesario poder balancearlo con disciplina y ejercicio. Si no le proporcionas liderazgo, el perro tratará de asumir esa posición. La mayoría de las veces lo logrará y esto resulta en problemas entre los miembros del hogar.
 2.ENTRENA A TU PERRO
No estamos diciendo que tiene que aprender a abrirte la puerta o a tender tu cama. Pero todos los perro necesitan aprender a obedecer a órdenes básicas como sentarse (sit), permanecer (stay) o tirarse (down) desde cachorros. Si no tienes experiencia puedes buscar la ayuda de algún entrenador o de algún video en youtube (existen miles).
 3.CERO TOLERANCIA
Aunque te parezca “tierno” o “gracioso” cuando te muerde los dedos de los pies, imagínate que es un Pastor Alemán (30-40kg) haciendo lo mismo, ¿Lo dejarías? Un simple y firme “NO” será suficiente, aquí lo importante es ser constante.

4.¡NO LO CARGUES!

Y lo volvemos a repetir NO DEBES CARGAR A TU PERRO pequeño, así como no cargarías a un Gran Danés. Cuando levantas a un perro que está comportándose incorrectamente, debes entender que el perro lo interpreta como “recompensa” o “premio” así que seguirá haciéndolo. Justamente así se entrena a los perros de defensa, cuando atacan a un enemigo se les recompensa, ¡por eso es que tu perrito sigue ladrando o atacando a tus amigos!
Mucha gente tiende a ignorar que un perro necesita algo de privacidad, y por lo tanto creen que siempre está bien acariciarlos o cargarlos. La verdad es totalmente diferente, y el resultado es un perro muy nervioso o agresivo.
5.NO IGNORES LOS GRUÑIDOS

Independientemente del tamaño del perro, todos los perros deben ser tratados por igual y recibir la misma disciplina. Un perro que le gruñe a otro perro, un gato o una persona está tratando de mostrarse como dominante. Es una señal de agresión, no importa del tamaño del perro (o la intensidad del sonido) no debe permitirse.

6.CUIDA TU ESPACIO PERSONAL

Si estás sentado viendo TV y tu perrito salta para sentarse encima de tus piernas, puede no significar mucho para ti, pero para los perros esto significa que le perteneces. No hay problema que él se siente contigo, solo que sea cuando tu lo invites y que esté a un lado (no encima) de ti.

7.NO LO DEJES DORMIR CONTIGO

Si tu perro duerme contigo o no, es tu decisión, pero la mayoría de las veces esto afecta tu posición de “Líder de la manada”. Si decides dejarlo en tu cama no lo hagas siempre, y procura que no invada tu espacio, deja que se las arregle con el espacio que a ti te sobra.

8.NO LE PERMITAS DEFENDER SUS JUGUETES

Muchas veces se adueñan agresivamente de sus juguetes, comida, u otros objetos que adoptan como suyos. Como su dueño, tu debes tener el derecho de quitarle cualquiera de estos objetos en cualquier momento. Enséñale a “soltar” su pelota o “alejarse” de su comida desde cachorro.

9.EJERCICIO

Muchas de las veces el SPP se origina porque el perro no recibe suficiente estimulación física o mental, por lo que se vuelven hiperactivos o aburridos. Caminatas a nuevos lugares, nuevos trucos, y nuevos juguetes interesantes lo mantendrán atento y definitivamente ayudarán con su comportamiento.
El SPP puede ser molesto para ti, pero lo más importante es reconocer que un perro así sufre por no tener alguna autoridad que seguir. Recuerda felicitar o premiar a tu perro cuando está portándose bien y no golpearlo para corregirlo, usa tu correa o algún transportín o kennel para restringirlo por algunos minutos si crees que sea necesario.

SUERTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s