Las orejas del perro: movimientos, significados, e importancia

 

 

Que el perro no pueda expresarse verbalmente de la misma manera que lo hacemos nosotros, no significa que no pueda comunicarse con total claridad. Sólo necesitamos saber cómo entenderle, y para ello, debemos estudiar sus movimientos. Uno de los más fundamentales, por supuesto, es el de la cola. Pero igualmente revelador es el de las orejas. Aunque cabe recordar que no todos los perros cuentan con el mismo tipo de morfología auricular, por lo que no siempre podrá detectarse con facilidad el movimiento y su significado, el lenguaje es universal, así que vamos a incluir a continuación un listado con todas las posiciones y gestos, y lo que significan.

Por supuesto, antes de nada recordamos que en España la mutilación por estética está prohibida, y que si no lo estuviera, igualmente la desaconsejaríamos completamente, salvo por razones médicas; por mucho que un corte bien hecho no debería impedir el movimiento, sigue siendo un riesgo por el que no merece la pena hacer pasar a nuestra mascota.

Posiciones, movimientos y significado

Erectas y algo inclinadas hacia delante (I)

El perro está prestando atención a lo que sucede ante él. Suele acompañarse de ladeos de la cabeza, que denotan especial interés en materia.

Erectas y algo inclinadas hacia delante (II)

Es una señal de dominancia si se acompaña de una cola totalmente levantada, una pose con el pecho salido, y el hocico cerrado con la cabeza erguida y también hacia delante.

Inclinadas ostensiblemente hacia delante

Nuestra mascota está desafiando lo que tiene delante, y se dispone a atacar. Se acompaña de un hocico arrugado y la muestra de todos sus dientes, la mirada fija, y el cuerpo bloqueado y un poco adelantado.

Orejas hacia atrás

Es la forma de decir que está tenso, que tiene miedo. Si enseña los dientes, significa que además está dispuesto a defenderse si la amenaza se acaba materializando. A las orejas se asocia la cola entre las patas, la cabeza gacha y los ojos entreabiertos, evitando el cruce de miradas.

Pegadas a la cabeza y dobladas hacia atrás

Con esta posición, el animal está expresando su sumisión pacífica. De hecho, no está mostrando los dientes ni arrugando el hocico, y tiene el cuerpo agazapado. Durante todo el tiempo, mantiene la mirada baja.

Orejas relajadas

Si se acompañan de un rabo levantado y en movimiento y la boca abierta y relajada, y los ojos abiertos de par en par implican un gesto amistoso.

Movimiento

Si nuestra mascota empieza moviendo las orejas hacia delante, para luego echarlas hacia atrás y/o bajarlas, nos está diciendo que está tranquilo, en modo observador, no busca líos.

En definitiva, salta a la vista que además de ser un elemento sumamente característico en cada perro, las orejas constituyen una parte fundamental para su comunicación. Repetimos, por tanto, que a no ser que lo aconseje un veterinario por razones de salud, no debería siquiera plantearse la posibilidad de mutilarlas por cuestiones que no vienen al caso.

 

  • Fuente: MundoAnimalia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s