Síntomas de enfermedades en gatos

 Los gatos domésticos pueden padecer una gran cantidad de enfermedades, estas van desde las genéticas y congénitas hasta las infecciones por virus, bacterias o parásitos. Es muy importante que conozcas los síntomas de enfermedades en gatos, gracias a ellos podrás decidir con mayor precisión el momento adecuado para acudir al veterinario o, si es posible, la forma de tratarlo en casa.

Síntomas de enfermedades en gatos

 

Síntomas de enfermedades en gatos: trastornos mas notorios

Si tu gato presenta alguno de estos síntomas, no dudes en consultar con el veterinario:

 Problemas oculares, secreciones, inflamación del párpado, cambio de color de los ojos, sensibilidad anormal a la luz, tercer párpado visible, problemas de visión.

Trastornos auditivos, secreciones, cera marrón oscura en el oído, se rasca o se frota en exceso, mueve o ladea la cabeza, son signos claros de que la mascota puede presentar bultos o inconvenientes para oír.

Inconvenientes respiratorios, dificultad para respirar, estornudos constantes, tos, secreciones, fiebre.

 Afecciones en la piel, se rasca continuamente, pierde mucho pelo, se limpia en exceso, presenta picaduras, zonas con calvicie, tiene pulgas u otros parásitos o hinchazones bajo la piel.

Síntomas de enfermedades en gatos otras enfermedades y sus síntomas

Problemas digestivos, vomita en forma continua, tiene diarrea, o estreñimiento persistente, pérdida del apetito, aparece sangre en heces.

Trastornos del sistema nervioso, tiene convulsiones o ataques, espasmos musculares y temblores, parálisis parcial o completa, andar inestable e irritación aguda de la piel.

 Enfermedades cardiovasculares: sufre colapsos o desmayos, tiene una coloración azulada en las encías, presenta dificultades respiratorias, no quiere hacer ejercicios ni moverse mucho.

Afecciones del aparato reproductivo, presenta sangre en los genitales, secreciones anormales, inflamación en las glándulas mamarias o en los testículos.

 Parásitos internos, se diagnostica por medio de presencia de lombrices en las heces, diarrea persistente, granos en su recto, se lame o se frota la parte trasera, tiene hinchazón abdominal y pierde peso.

 Disfunciones del aparato urinario, puede aparecer sangre en la orina, incontinencia o exceso de orina, sed excesiva.

 Problemas musculares u óseos, dificultades para caminar, cojera, inflamación de patas u otra parte del cuerpo, sensibilidad cuando se toca determinada zona, resistencia a caminar o saltar y andar inestable.

Trastornos de conducta, duerme demasiado, bebe más agua de lo normal, no quiere salir a la calle, no come, está agitado, aúlla, se esconde sistemáticamente.

 

 

Fuente: mascotass.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s